Lectores de buen gusto

viernes, 21 de noviembre de 2014

Cuando el límite es placentero...

Siempre me gustó jugar con la idea de la muerte. Acercarme a ella como lo hace quien se asoma a un acantilado, y permanecer ahí, sentada, mirando las vistas, 
sintiendo la adrenalina del momento… 
Siempre me gustó llegar hasta el límite de las cosas y quedarme en la línea, 
disfrutando de lo prohibido.

1 comentario: