Lectores de buen gusto

sábado, 22 de noviembre de 2014

Las mentiras no se clasifican.

No hay mentiras blancas, ni moradas, mucho menos mentiras negras. Lo único que hay son mentiras que lastiman por igual.

1 comentario: